PDF Imprimir E-mail

 


Nota Editorial

 

"El pasado sábado se publicó una nueva edición de la ISO 20000-1. Toda norma ISO debe revisarse cada cinco años. Bueno, mejor dicho, debe iniciar su revisión cada 5 años, lo que en la práctica da ciclos más próximos a los 7 u 8 años que a los 5. Esta tercera edición, ya a la venta en la web de ISO (https://www.iso.org/standard/70636.html) y cuyo índice y primeras páginas se pueden descargar gratuitamente, es fruto de tres años y medio de trabajo, que comenzaron con tres “think tanks” dentro de ISO: principios, arquitectura y tendencias de mercado. El primero de los tres grupos de trabajo se centró en definir los 17 principios que regirían el proceso de revisión: generalizar su aplicabilidad a todo tipo de organizaciones, no suponer un problema para organizaciones ya certificadas, ser compatible pero independiente de frameworks como ITIL o VeriSM, centrarse en el qué y no en el cómo, etc. El segundo analizó qué procesos deberían añadirse, modificarse o eliminarse. El tercero, en identificar ámbitos de aplicabilidad de la ISO 20000 con un horizonte a diez años.

De esta manera, se ha hecho foco en facilitar la aplicabilidad a entornos donde existe externalización de procesos o servicios, incluso proponiendo ejemplos de aplicabilidad más complejos en la ISO 20000-3, aún en desarrollo. La nueva ISO 20000 facilita la aplicabilidad a proveedores cloud y a proveedores de servicios no TI. También se han revisado muchos requisitos que podían ser un problema para organizaciones muy grandes -evidencias de revisión o acuerdo con cada cliente, por ejemplo- o para empresas muy pequeñas -requisitos más asequibles en cuanto a planificación de disponibilidad y capacidad, reducir el número de planes y de procedimientos a documentar, etc.- y se han explicado mejor y simplificado algunos requisitos poco claros. Por todos estos motivos, en nuestra opinión, esta ISO 20000 es claramente mejor que su edición anterior. 

Además, es una ISO 20000 con sabor muy español. El comité de normalización de gestión de servicios y gobierno TI de España, UNE CTN71 GT25, que impulsa itSMF España, ha hecho contribuciones significativas al desarrollo de esta nueva edición: clarificación de requisitos complejos, aportación de nuevos requisitos, participación activa en la discusión de los temas más espinosos, etc.. Durante los tres años que ha durado la revisión de la ISO 20000, España ha sido uno de los países más activos junto a otros como Reino Unido, India, Australia, Holanda o Estados Unidos. Así que más que nunca, esta ISO 20000 tendrá un sabor muy español. 

El comité espejo en España está trabajando ya desde varias semanas en la traducción a español de esta nueva edición, con el objetivo de lograr su publicación como estándar UNE antes de final de año. El comité internacional, por su parte, hará foco en la actualización de las partes 2 y 3, la guía de implantación y escenarios válidos de aplicabilidad, respectivamente. El objetivo es publicarlas cuanto antes en 2019, para que no aparezcan muy desfasadas con respecto a la publicación de las partes 1 y 10. 

Ahora las empresas certificadas contarán, previsiblemente, con dos años para hacer la transición a esta nueva edición. Los plazos exactos serán comunicados por el IAF (fórum internacional de acreditación) en el mes de octubre. 

Cabe recordar que simultáneamente se ha publicado la ISO 20000-10, documento complementario a la ISO 20000-1, que aunque en la web de ISO (https://www.iso.org/standard/74316.html) aparece a la venta, puede descargarse gratuitamente de la web de ITTF (https://standards.iso.org/ittf/PubliclyAvailableStandards/index.html"

 

ServiceManagementSystem
 
 
    Diego Berea. Miembro del equipo editorial de la ISO 20000 en ISO/IEC JTC1 SC40


Diego Berea

Por Diego Berea

Última actualización el Viernes, 21 de Septiembre de 2018 12:28